DTRDTR

HUELGA GENERAL 8 DE MARZO. EFECTOS LABORALES y DE SEGURIDAD SOCIAL

Varios sindicatos han convocado una huelga general para el 8-3-2019  por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.  Se explican las consecuencias laborales y de Seguridad Social de la convocatoria de una huelga.

 

 

Por segundo año consecutivo se ha convocado una huelga feminista para el 8-3-2019 con la finalidad de combatir la desigualdad y la violencia que afrontan las mujeres en diferentes ámbitos de sus vidas, incluido el laboral.

La huelga ha sido convocada por los distintos sindicatos en forma de paros de 1 a 24 horas. En particular, las convocatorias de cada sindicato son las siguientes:

a) 24 horas: ELA, LAB, CGT, CNT, CIG, Confederación Intersindical, CIG y SAT
b) 2 horas ampliables: CCOO y UGT.
c) 2 horas: USO.
d) 1 hora: CSIF.

La participación en una huelga produce consecuencias laborales y de Seguridad Social que son las que a continuación se señalan:

​1. Respecto de las consecuencias laborales:
– se suspende el contrato de trabajo y se mantiene el derecho a ​la reserva del puesto de trabajo;
– la empresa puede descontar el salario del tiempo que haya durado la huelga. A estos efectos, se descuentan:

  • percepciones salariales (sueldo base, complementos…)
  • conceptos extrasalariales: depende de las circunstancias​ concretas y del tipo de percepción;
  • parte proporcional de las pagas extras, que se descuenta en el momento en que se abonen las pagas extras.

Además, el trabajador no puede ser sancionado por ejerce​​r el derecho de huelga, siendo nulo el despido por esta causa. Asimismo, las ausencias consecuencia de la participación en una huelga legal no se computan para justificar la extinción del contrato por faltas de asistencia al trabajo

No se puede sustituir a los trabajadores huelguistas con objeto de minimizar la huelga o vaciarla de contenido (esquirolaje externo, interno y tecnológico).

2. Respecto de las consecuencias de Seguridad Social:

– el trabajador permanece en situación de alta especial, que se suspende la obligación de cotizar para ambas partes y el trabajador tiene la posibilidad de suscribir un convenio especial para completar las bases de cotización;
– únicamente se cotiza por los salarios realmente percibidos en función del tiempo trabajado el día de huelga.

 

¿CUÁNDO PUEDE CELEBRARSE UN CONTRATO EVENTUAL?

Se declara la validez de un artículo del convenio colectivo de Contact Center que permite que para celebrar contratos eventuales por circunstancias de producción para realizar la  actividad permanente de la empresa, atender llamadas,  la temporalidad quede justificada tan solo por el  hecho de que se celebre para los seis primeros meses de cada campaña.

 

 

Por parte de un los sindicatos se interpone demanda de impugnación de convenio colectivo sobre el sector de “Contac center” ante la sala de lo Social de la AN, en la que se solicita que se declare nulo el artículo que establece que el contrato eventual por circunstancias de la producción para campañas o servicios nuevos en la empresa puede utilizarse durante los 6 primeros meses.

El sindicato recurrente alega que la regulación del convenio está permitiendo utilizar esta fórmula contractual tratándose de la actividad permanente de la empresa, atender llamadas telefónicas, justificando la temporalidad solo por el hecho de que el contrato se celebre para los seis primeros meses de una campaña. Considera que, en su regulación, el convenio no está exigiendo sustantividad para justificar este tipo de contratación temporal.

La AN desestima el recurso por lo que el sindicato demandante interpone recurso de casación.

Para resolver el TS recuerda que el ET art.15 c) establece que el contrato eventual puede utilizarse cuando las circunstancias de mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos lo exijan, aun tratándose de la actividad normal de la empresa y que su duración máxima es de 6 meses, o mayor si lo autoriza el convenio colectivo. Por ello, el TS tal y como establece la AN en su sentencia, considera que lo que el ET prevé para la celebración de este contrato es la necesidad inicial conocida de una mayor necesidad de trabajadores hasta la consolidación de actividad.

Asimismo, señala que la mención al período de seis meses, los primeros de la nueva campaña, no son solo una referencia a la duración del contrato, ya que puede ser inferior, si no que son una limitación en la utilización de este tipo de contrato. Por tanto, considera que la contratación en forma eventual es lícita en la doble condición de nueva campaña y en sus seis primeros meses, concurriendo la necesaria acumulación de tareas en dicha fase del proceso de avance de la campaña.

En definitiva, lo que justifica la utilización del contrato eventual es que se celebre en un los seis primeros meses, por nueva que sea la campaña, condicionando así no solo la duración del contrato sino el ámbito o circunstancias de validez del mismo.

Por ello, se desestima el recurso de casación planteado y se confirma la sentencia dictada por la salar de lo social de la AN.

Nota. Se plantea voto particular por una parte de los Magistrados de la Sala que consideran que el convenio se ha excedido en las facultades que le otorga el ET art. 15 para determinar las actividades en las que puedan contratarse trabajadores eventuales. Entre otras consideraciones, los Magistrados entienden que el hecho de que cada campaña o servicio nuevo permita la contratación temporal supone resucitar el derogado contrato de lanzamiento de nueva actividad, ya que el plazo de 6 meses se refiere al período, a contar desde el inicio de la campaña o del servicio nuevo, en el cual se puede celebrar el contrato eventual que diseña el convenio. Los Magistrados discrepantes consideran que el convenio desconoce lo que el ET pretende ya que no identifica actividad alguna, sino que las comprende todas. Por ello entienden que la redacción del convenio contraviene directamente el ET y el recurso debió se estimado declarando la ilegalidad del Convenio.​

 

FIJOS DISCONTINUOS. LA TERMINACIÓN MASIVA DE CONTRATOS POR FIN DE TEMPORADA NO CONSTITUYE DESPIDO COLECTIVO

No se computan a efectos de calcular los umbrales que determinan la aplicación del despido colectivo la terminación de los contratos fijos discontinuos por fin de temporada, cuando son nuevamente contratados para la siguiente temporada. Respecto de los contratos temporales, se requiere la previa impugnación individual de la extinción para establecer si son contrarios a derecho y debieran, en consecuencia, computarse a los efectos del despido colectivo.

 

 

Una empresa gestiona el servicio de apoyo y asistencia escolar al alumnado con necesidades educativas en los centros docentes públicos de Sevilla con trabajadores fijos discontinuos, algunos interinos y otros contratados temporales por obra o servicio determinado. El 23-6-2017 comunica a sus trabajadores que con efectos de esa misma fecha “se procede a la suspensión/extinción del contrato”, y que a partir de 4 de julio pueden pasar por las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo para recoger los certificados de empresa. Acaba la carta deseándoles feliz verano y con la expresión “Nos vemos en septiembre”. Los trabajadores fueron dados de baja en la Seguridad Social, siendo nuevamente dados de alta en septiembre.

La representación de los trabajadores presenta demanda de impugnación de despido colectivo ante el TSJ Sevilla al considerar que, con aquella notificación, la empresa ha procedido a la extinción de más de 30 contratos de trabajo, superando de esta forma los umbrales del despido colectivo (ET art.51).

El TSJ Sevilla desestima la demanda sin entrar a conocer del fondo del asunto, por entender que el objeto del litigio no es un despido colectivo que pueda impugnarse a través del procedimiento del art. 124 LRJS. Por este motivo, aprecia falta de acción, inadecuación de procedimiento y falta de competencia objetiva de la Sala para conocer del asunto como órgano judicial de instancia. La representación de los trabajadores presenta recurso de casación en el que se debate, en definitiva, si la actuación de la empresa debe o no calificarse como un despido colectivo.

Para el TS la actuación de la empleadora no supone la extinción de los contratos de trabajo fijo discontinuos, sino, simplemente, su suspensión por finalización del curso escolar para su posterior reanudación en septiembre al comienzo del siguiente. Si bien la comunicación es poco precisa al utilizar la expresión “suspensión/extinción” del contrato, acaba despidiéndose “nos vemos en septiembre”. Además, la baja en seguridad social de los fijos discontinuos se cursa bajo el epígrafe “baja inactividad fijo discontinuo”, y todos ellos vuelven a ser dados nuevamente de alta a mediados de septiembre cuando empieza el curso escolar y continúan prestando servicios para la empresa. Siendo evidente que la empresa no ha extinguido la relación laboral con los trabajadores fijos discontinuos, no pueden computarse a efectos de calcular los umbrales que determinan la aplicación del despido colectivo.

​La representación de los trabajadores computa también entre los contratos extinguidos, los contratos temporales para obra o servicio determinado, y viene con ello a sostener que la relación laboral de esos trabajadores debe considerarse indefinida porque se encuentran celebrados en fraude de ley, por lo que su extinción ha de considerarse despido improcedente. Al respecto, el TS señala que es necesario descender a las particulares y singulares circunstancias de cada uno de los contratos temporales rescindidos por la empresa para comprobar si han de calificarse de fraudulentos. Para ello, deben impugnar su cese individualmente a través del procedimiento de despido disciplinario o del de despido por causas objetivas para establecer si son contrarios a derecho y debieren en consecuencia considerarse como extinciones computables a los efectos del art. 51 ET.

En consecuencia, no tratándose de un despido colectivo, no procede su impugnación a través del procedimiento especial previsto para ello (LRJS art.124) ni la competencia del TSJ para conocer en única instancia del proceso (LRJS art.7.a). Por ello, el TS desestima el recurso de casación y confirma la sentencia recurrida declarándola firme.

NOVEDADES EN LAS PRESTACIONES Y LA COTIZACIÓN DE LOS AUTÓNOMOS (RDL 28/2018)

Desde el 1-1-2019 se amplía la acción protectora del RETA estableciendo el carácter obligatorio de la protección por cese de actividad y por contingencias profesionales. La modificación supone cambios en las prestaciones por estas contingencias así como en las normas de cotización. Se establecen además, las bases mínimas y los tipos de cotización aplicables en este régimen especial durante 2019, así como modificaciones en la tarifa plana de cotización.

El RDL 28/2018 introduce importantes modificaciones en el RETA. Las modificaciones, que entran en vigor el 1-1-2019, afectan a las siguientes materias:

I. Ampliación de la acción protectora del RETA

Con efectos de 1-1-2019, se modifica la L 20/2007 (LETA) y la LGSS para ampliar la acción protectora del RETA incorporando de modo obligatorio la protección por cese de actividad y por contingencias profesionales que hasta el momento tenían carácter voluntario.

La cobertura de las contingencias profesionales, IT y cese de actividad deben formalizarse, a partir del 1-1-2019, con una misma mutua colaboradora con la Seguridad Social (MCSS) (LGSS art.83 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a). No obstante, se establece un plazo especial para los trabajadores que se hubieran incorporado al RETA antes del 1-1-1998 y hubieran optado por mantener la protección por IT con la entidad gestora, quienes deben optar por una MCSS antes del 1-4-2019, produciendo efectos a partir del 1-6-2019. Hasta entonces, la prestación de cese de actividad la va a seguir gestionando el SPEE y las contingencias profesionales van a estar cubiertas por el INSS (RDL 28/2018 disp.trans.1a).

La cobertura obligatoria de las contingencias profesionales, así como la correspondiente a la IT o la de la prestación por cese de actividad no alcanza a los socios de cooperativas incluidos en el RETA que dispongan de un sistema intercooperativo de prestaciones sociales, complementario al sistema público, que cuente con la autorización de la Seguridad Social para colaborar en la gestión de la prestación económica de IT y otorgue la protección por las citadas contingencias, con un alcance al menos equivalente al regulado por el RETA (LGSS disp.adic.28a redacc RDL 28/2018).

Además deben tenerse en cuenta las siguientes modificaciones:

a) En materia de contingencias profesionales:

– Se incorporan en el art.26 de la LETA los conceptos de accidente de trabajo y enfermedad profesional de los trabajadores autónomos, hasta ahora recogidos en la LGSS art.316.2.

– Se prevé que a partir del año 2022, se establezca el tipo de cotización aplicable, con carácter definitivo, en la correspondiente Ley de Presupuestos generales del Estado. Hasta entonces, el tipo aplicable va a ser el siguiente: 0,9 en 2019; 1,1% en 2020 y 1,3% en 2021 (RDL 28/2018 disp.trans. 2a).

– Como consecuencia de la inclusión obligatoria de las contingencias profesionales en el ámbito de aplicación del RETA, el nacimiento de la prestación económica de IT derivada de estas contingencias se va a producir a partir del día siguiente a la baja. En caso de que derive de contingencias comunes, la prestación nace a partir del día 4a de la baja (LGSS art.321 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a).

b) En materia de cese de actividad:
– Se modifica el art.327 de la LGSS para establecer el carácter obligatorio de su protección.

– El nacimiento de la prestación económica, cuyo abono corresponde a la MCSS con que se haya cubierto la contingencia, se produce en los siguientes momentos (LGSS art.337 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a):

  • hasta 3 bajas dentro de cada año natural: al segundo día posterior al cese en la actividad
  • el resto de las bajas dentro de cada año natural: el día primero del mes siguiente a la baja por cese de actividad.

– Se mejora la intensidad de la protección por cese de actividad duplicándose su duración en los siguientes términos (LGSS art.338 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a):

 

Período de cotización

(meses)

Período de la protección

(meses)

De 12 a 17

4 (antes 2)

De 18 a 23

6 (antes 3)

De 24 a 29

8 (antes 4)

De 30 a 35

10 (antes 5)

De 36 a 42

12 (antes 6)

De 43 a 47

16 (antes 8)

De 48 en adelante.

24 (antes 24)

Esta misma duración se va a aplicar a los trabajadores autónomos con una edad entre los 60 años y la edad ordinaria de jubilación, para los que hasta ahora se establecía una duración de la prestación diferente.

– Se elimina la previsión legal según la cual la suspensión de la prestación se produce por mensualidades completas (LGSS art.340 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a).

– El tipo de cotización aplicable para la cobertura de la protección de cese de actividad se fijará anualmente sin que pueda ser superior al 4% ni inferior al 0,7%. Se reduce de este modo el tipo mínimo que hasta ahora estaba fijado en el 2,2% (LGSS art.344 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a). Se prevé que a partir del año 2022, se establezca el tipo de cotización aplicable, con carácter definitivo, en la correspondiente Ley de Presupuestos generales del Estado. Hasta entonces, el tipo aplicable va a ser el siguiente: 0,7 en 2019; 0,8% en 2020 y 0,9% en 2021 (RDL 28/2018 disp.trans. 2a).

– Finalmente, se prevé como novedad la constitución de una comisión paritaria en la que estén representadas las mutuas, las asociaciones representativas de los trabajadores autónomos y la Administración de la Seguridad Social que van a actuar en caso de que se presenten reclamaciones previas contra las resoluciones de la mutua en materia de reconocimiento, suspensión o extinción de la prestación por cese de actividad. En estos casos, la mutuas debe remitir a la comisión la propuesta motivada de resolución de la reclamación previa para que esta emita su informe vinculante (LGSS art.350 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a).

II. Cotización

a) Se establecen para 2019 las bases mínimas y tipos de cotización aplicables en el RETA.
Las bases mínimas se incrementan en un 1,25%, fijándose con carácter general en 944,40 euros mensuales (RDL 2/2018 art.10).

Los tipos de cotización aplicables durante 2019 son los siguientes (RDL 2/2018 art.11):

– contingencias comunes: 28,30%;
– contingencias profesionales: 0,9% (0,46 por IT y 0,44 por incapacidad permanente, muerte y supervivencia); – cese de actividad: 0,7%;
– formación profesional: 0,1%.
b) Se modifican los beneficios a la cotización en el RETA (RDL 28/2018 disp.final 3a):

– Se eleva de 50€ a 60€ mensuales la cuantía de la tarifa plana que comprende tanto la cotización por contingencias comunes (51,50 €) como por contingencias profesionales (8,50 €). Los trabajadores acogidos a este beneficio en la cotización quedan exceptuados de la obligación de cotizar por cese de actividad y formación profesional (LETA art.31).

– se extiende al sistema especial de trabajadores por cuenta propia agrarios la tarifa plana establecida para el RETA (LETA art.31 bis), así como los beneficios en la cotización para las personas con discapacidad y víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo (LETA art.32 bis).

c) En la situación de IT con derecho a prestación económica, transcurridos 60 días en situación de baja médica, el abono de las cuotas por todas las contingencias corresponde a la MCSS, a la entidad gestora o, en su caso, al SPEE, con cargo a las cuotas por cese de actividad. Cuando el abono lo asuma el SPEE, la cuantía a abonar se va a fijar mediante un coeficiente aplicable al total de cuotas por cese de actividad de todos los trabajadores con cobertura por dicha entidad y que se va a fijar anualmente en la Orden de cotización (LGSS art.308 redacc RDL 28/2018 disp.final 2a)​.

d) Se modifica el art.311 de la LGSS para aclarar los términos del reintegro de cotizaciones en caso de cotizar en régimen de pluriactividad. El reintegro va a consistir en el 50% del exceso en que las cotizaciones por contingencias comunes superen la cuantía establecida en la Ley de Presupuestos Generales del Estado y que para 2019 se fija, mediante el RDL 28/2018, en 13.822,06 euros anuales (RDL 28/2018 art.6.5). La cuantía del reintegro no puede superar el 50% de las cuotas ingresadas en el RETA por contingencias comunes.

III. Otras cuestiones

Junto a las modificaciones introducidas en el ámbito de protección del RETA y en la cotización, se incluyen otras modificaciones importantes:

a) Se modifica el art.22 de la LISOS (RDLeg 5/2000) para incluir la infracción grave consistente en comunicar la baja en un régimen de la Seguridad Social de trabajadores por cuenta ajena pese a continuar la misma actividad laboral o mantener idéntica prestación de servicios, sirviéndose de un alta indebida en un régimen de trabajadores por cuenta propia. Esta conducta se sanciona con una multa de entre 3.126 y 10.000 euros.

b) Se crea un procedimiento para que la TGSS pueda comprobar la continuidad de la actividad de los trabajadores por cuenta propia que hayan dejado de ingresar las cotizaciones. El procedimiento se va a iniciar con la apertura de un procedimiento de apremio una vez se haya emitido la providencia de apremio. Si se acredita el cese en la actividad, la TGSS da de baja de oficio al trabajador autónomo en el RETA (RDL 28/2018 art.10).

c) Se aplaza nuevamente, y de manera indefinida, el establecimiento de un sistema de cotización a tiempo parcial para los trabajadores autónomos (RDL 28/2018 disp.adic.2a).

 

NUEVAS MEDIDAS LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL (RDL 28/2018)

Se publica el RDL 28/2018 que establece la revalorización de las pensiones públicas para 2019 así como la actualización de las bases de cotización en todos los regímenes de la Seguridad Social. El RDL recoge, además, la ampliación del ámbito de protección del Régimen Especial de Autónomos así como importantes modificaciones en materia laboral y de Seguridad Social.

De acuerdo con lo dispuesto en el art.134.4 de la Const., no habiéndose aprobado antes del 1-1-2019 la Ley de Presupuestos generales del Estado para este ejercicio, se prorrogan automáticamente los Presupuestos del ejercicio anterior, aprobados por la 6/2018, hasta la aprobación de los nuevos. No obstante, mediante el RDL 28/2018 se introducen medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo que deben tenerse en cuenta a partir del 1-1-2019. Las novedades más relevantes se producen en las siguientes materias:

I. Seguridad Social
a) Revalorización de las pensiones con efectos de 1-1-2019 y establecimiento de una paga extra antes del 1-4-2019 (RDL 28/2018 art.1 y 2).

b) Nuevas normas de cotización, entre las que destacan: el incremento de las bases de cotización para 2019 en todos los regímenes de la Seguridad Social; modificación de la tarifa de primas y nuevos tipos de cotización para determinados colectivos, entre otros, los trabajos de corta duración. Se suspende además, la aplicación del bonus prevención. ​

c) Inclusión en el RGSS de las personas que desarrollen programas de formación y prácticas no laborales y académicas. La inclusión se realiza en condición de asimilados a trabajadores por cuenta ajena, con exclusión de la protección por desempleo. La cotización se efectúa aplicando las normas correspondientes a los contratos para la formación y el aprendizaje, sin que exista obligación de cotizar por desempleo, FOGASA ni FP. Si la práctica o formación se realiza a bordo de una embarcación la inclusión se produce en el Régimen Especial del Mar (RDL 28/2018 disp.adic.5a).

d) Introducción de un nuevo supuesto de convenio especial con la TGSS para los afectados por la crisis (LGSS disp.adic.29a redacc RDL 28/2018 disp.final 2a.26). Este convenio especial va a permitir que quienes acrediten una edad entre 35 y 43 años y una laguna de cotización de al menos 3 años entre el 2-10-2008 y el 1-7-2018, recuperen un máximo de 2 años de cotizaciones a efectos de las prestaciones de incapacidad permanente, jubilación y muerte y supervivencia. La medida entrará en vigor cuando se desarrolle reglamentariamente.

e) Se suprime la modalidad de colaboración voluntaria en la gestión de la Seguridad Social, mediante la que las empresas asumían directamente el pago, a su cargo, de las prestaciones económicas por IT derivada de contingencias comunes (LGSS art.102 redacc RDL 28/2018 disp.final 2o.2). Las empresas que, a 31-12-2018, estuvieran acogidas a esta modalidad de colaboración deben haber cesado en la misma el 31-3-2019, estableciéndose las siguientes normas transitorias (RDL 28/2018 disp.trans.4a):

– en los 3 meses siguientes al cese deben efectuar la liquidación de las operaciones relativas a la colaboración;

– la responsabilidad del pago del subsidio de los procesos de IT que se hallen en curso a la fecha del cese, sigue correspondiendo a la empresa colaboradora hasta la extinción de la IT, o de la prolongación de sus efectos, sin que la empresa pueda compensarse en las liquidaciones de cotizaciones;

– las empresas pueden optar, hasta el 1-4-2019, por formalizar la protección de la IT derivada de contingencias comunes con una mutua colaboradora con la Seguridad Social.

f) Respecto de la protección por desempleo, destacan las siguientes novedades:

– se reduce el número de jornadas reales necesarias para acceder al subsidio por desempleo o a la renta agraria para los trabajadores eventuales agrarios que residan en las provincias de Málaga, Sevilla y Cádiz declaradas como “zonas afectadas gravemente por una emergencia de protección civil”. Para estos trabajadores se exige tener un mínimo de 20 jornadas reales cotizadas en los 12 meses naturales inmediatamente anteriores a la situación de desempleo. El mismo número de jornadas reales se exige para quienes residan en Andalucía o Extremadura y acrediten la realización de las jornadas reales en las provincias afectadas en los 12 meses naturales inmediatamente anteriores al 1-1-2019 (RDL 28/2018 art.11). Quienes presentaron su solicitud entre el 1-10-2018 y el 31-12-2012 deben presentar una nueva solicitud en el plazo señalado (RDL 28/2018 disp.trans.7a).

– se elimina el carácter temporal del subsidio extraordinario por desempleo, hasta ahora vinculado a una tasa de desempleo superior al 15%, para asegurar la cobertura de las personas beneficiarias hasta su sustitución por un nuevo modelo de protección por desempleo asistencial que se prevé que se adoptará a lo largo de los 4 primeros meses de 2019 (LGSS disp.adic.26a.7 redacc RDL 28/2018 disp.derog. única).

 

II. Autónomos
Se amplía la protección de los trabajadores por cuenta propia o autónomos al incorporarse al RETA, de modo obligatorio, la totalidad de las contingencias que hasta el momento tenían carácter voluntario, como la protección por cese de actividad y las contingencias profesionales.

Se reforma además, la regulación del cese de actividad duplicándose el período de percepción de su abono respecto del previsto hasta ahora.

En materia de cotización, se incrementan las bases en 1,25% y se extiende la tarifa plana al sistema especial de trabajadores por cuenta propia agrarios.

Por otro lado, se refuerza la lucha contra el uso fraudulento de la figura del trabajador autónomo mediante la creación de un nuevo tipo de infracción grave que penaliza esta conducta.

 

III. Medidas laborales y de empleo

Las principales novedades afectan a las siguientes cuestiones:

a) Reglas de afectación de las cuantías del SMI a los convenios colectivos. Las cuantías del SMI para 2019, que han supuesto un incremento del 22,30% con respecto a las establecidas para 2018, no van a ser de aplicación para los convenios colectivos que utilicen el SMI como referencia para determinar la cuantía o el incremento del salario base o complementos salariales (RDL 28/2018 art.12). En estos casos, las referencias al SMI, se deben entender referidas a las siguientes cuantías:

– convenios colectivos vigentes a 1-1-2017: al SMI 2016 + 2%;

– convenios colectivos que entraron en vigor después del 1-1-2017 y que continuaban vigentes a 26-12-2017: SMI 2017 + 2%;

– convenios colectivos que entraron en vigor después del 26-12-2017: SMI 2018.

No obstante, los salarios establecidos en convenio colectivo que sean inferiores, en su conjunto y en cómputo anual, al SMI fijado para 2019, deben incrementarse en la cuantía necesaria para asegurar la percepción de dicho SMI (RDL 28/2018 art.13).

b) Se recupera la posibilidad de establecer mediante negociación colectiva, cláusulas de jubilación forzosa siempre que se cumplan los siguientes requisitos (ET disp.adic.10a redacc RDL 28/2018 disp.final 1a):

– que el trabajador reúna los requisitos necesarios para acceder al 100% de la pensión de jubilación contributiva;

– que la medida se vincule a políticas de empleo tales como la transformación de contratos temporales en indefinidos, la contratación de nuevos trabajadores, el relevo generacional o cualquier otra medida dirigida a favorecer la calidad del empleo.

c) Contratos de muy corta duración. Con el objeto de luchar contra la contratación temporal, se incrementa en un 40% la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes de los contratos de duración inferior a 5 días cuya prestación de servicios se inicie a partir del 1-1-2019. Hasta ahora se establecía un incremento del 36% respecto de los contratos de duración inferior a 7 días (LGSS art.151 y disp.adic.30a redacc RDL 28/2018 disp.final 2a.4 y 27).

En estos casos, cada día trabajado se va a considera como 1,4 días de cotización a los exclusivos efectos de acreditar el período de carencia de las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, IT, maternidad y paternidad y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave. En ningún caso puede computarse mensualmente un número de días mayor mayor que el que corresponda al mes respectivo) (LGSS art.249 bis redacc RDL 28/2018 disp.final 2a.8).

d) Se derogan los contratos vinculados a una tasa de desempleo superior al 15%. A partir del 1-1-2019 ya no se pueden celebrar los siguientes contratos:

– contrato indefinido de apoyo a emprendedores (L 3/2012 art.4 y disp.trans.9.2 redacc RDL 28/2018 disp.derog. única.2.a);

– contratos para la formación y el aprendizaje con trabajadores menores de 30 años (ET disp.trans.2a redacc RDL 28/2018 disp.derog. única.2.c).

– los estímulos a la contratación previstos en la L 11/2013 para el contrato a tiempo parcial con vinculación formativa, contratación indefinida de un joven por microempresas y empresarios autónomos, contratación en nuevos proyectos de emprendimiento joven, contrato de primer empleo joven e incentivos a los contratos en prácticas (L 11/2013 art.9 a 13 y disp.trans.1a redacc RDL 28/2018 disp.derog. única.2.b).

– la ayuda económica de acompañamiento del sistema nacional de garantía juvenil (L 6/2018 disp.adic.120 disp.derog. única.2.e) no obstante, se mantiene la posibilidad de percibirla para quienes ya tuvieran la condición de beneficiarios de esta ayuda antes del 1-1-2019 (RDL 28/2018 disp.trans.8a).

Nota:​

El RDL 28/2018 se estructura en dos títulos dedicados a medidas de seguridad social, el primero, y a medidas en materia laboral y de empleo, el segundo. Además, se incluyen 7 disposiciones adicionales, 8 disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y 5 disposiciones finales mediante las que se modifican, entre otros textos normativos, el ET, la LGSS, la L 20/2007 del Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA), la LISOS, la tarifa de primas para la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (L 42/2006 disp.adic.4a) y la Ley de Clases Pasivas del Estado (RDLeg 670/1987).

1 2 3 4 5 14
HUELGA GENERAL 8 DE MARZO. EFECTOS LABORALES y DE SEGURIDAD SOCIAL
¿CUÁNDO PUEDE CELEBRARSE UN CONTRATO EVENTUAL?
FIJOS DISCONTINUOS. LA TERMINACIÓN MASIVA DE CONTRATOS POR FIN DE TEMPORADA NO CONSTITUYE DESPIDO COLECTIVO
NOVEDADES EN LAS PRESTACIONES Y LA COTIZACIÓN DE LOS AUTÓNOMOS (RDL 28/2018)
NUEVAS MEDIDAS LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL (RDL 28/2018)