DTRDTR

ES LEGAL DESPEDIR A UN EMPLEADO CON CONTRATO POR OBRA SI DISMINUYE LA CARGA DE TRABAJO

14 Oct, 2019

Una sentencia de la Audiencia Nacional confirma que un contrato por obra o servicio puede finalizar si ha habido una caída del trabajo. Fue lo que ocurrió en una compañía de contact center con una de sus contratas , que sufrió una caída de la actividad.

 

 

 El convenio colectivo de los contact center (compañías de telemárketing) es claro: contempla que un contrato por obra o servicio puede extinguirse en caso de que decaiga la actividad de la contrata a la que esté vinculado el centro. Una sentencia reciente de la Audiencia Nacional (AN) avala la legalidad de este hecho, confirmando otro dictamen anterior del Tribunal Supremo (TS), que analizó una circunstancia similar relacionada con un contrato ligado a una compañía de teleoperadores.

Con estas sentencias se aclara, por tanto, que puede haber dos motivos por los que se extinga la obra o servicio. Al más habitual y común, que es la propia finalización del servicio para el que fue firmado el contrato, se suma ahora que el desplome del trabajo puede ser también causa para su extinción antes de tiempo.

La sentencia de la AN se refiere también a los trabajadores afectados. Cuando haya que reducir trabajadores en la plantilla del contact center por la pérdida del contrato, el dictamen aclara los criterios que establece el convenio colectivo del sector. Uno de ellos apunta a la antigüedad, favoreciendo a los empleados que lleven más tiempo en la empresa sobre los que se hayan incorporado recientemente, quienes tendrán más posibilidades de ser despedidos. La experiencia en una determinada campaña o servicio es otro factor que pesará a la hora de reducir la plantilla, ya que se mantendrán aquellos profesionales que hayan estado vinculados más tiempo con esa actividad en concreto. El convenio laboral establece un tercer factor: «La representación legal de trabajadores tendrá preferencia para conservar, en cualquier caso, el puesto de trabajo».

Se establece, además, que hay que aportar una documentación detallada donde se expliquen las causas concretas para la finalización del contrato. «La documentación debe entregarse siete días antes de la fecha prevista para la extinción», aclara la sentencia de la AN. El contact center tendrá que aportar también documentos que expliquen la evolución del servicio y aclaren que, efectivamente, se ha dado una pérdida de la actividad. Esa información debe contener particularidades tan precisas como «el número de llamadas entrantes, atendidas y no atendidas, por días de la semana, semanas y meses».

 
 

Fuente: Expansión