DTRDTR

LA AUDIENCIA NACIONAL AVALA QUE LAS EMPRESAS DESCUENTEN SUELDO A LOS TRABAJADORES QUE LLEGAN TARDE A SU PUESTO DE TRABAJO

09 Jul, 2019

 

Sentencia de la Audiencia Nacional, sala social, 82/2019, de 20 de junio del 2019.

 

 

 

 

La sala social de la Audiencia Nacional ha desestimado la reclamación interpuesta por la CGT y, en consecuencia, ha avalado que la empresa demandada descuente el sueldo a los empleados que lleguen tarde a su puesto de trabajo. La representación sindical también reclamaba la devolución de las diferencias retributivas que hubieran podido ocasionar estas prácticas.

La empresa demandada es una multinacional con 10.000 trabajadores, 14 centros de trabajo por toda España, y les es de aplicación un convenio colectivo que establece una jornada ordinaria anual de 1.764 horas.

A pesar del cómputo, el juez determina que la distribución irregular de la jornada es una “facultad empresarial”, y que “no existe un derecho del trabajador a que su jornada individual sea redistribuida una vez fijada por causa de retrasos injustificados como se pretende por la actora”.

La CGT había denunciado a la empresa por restar de las nóminas los periodos proporcionales a sus retrasos, así como por no permitir a los empleados compensar dichos retrasos con otros periodos de trabajo, además de imponer sanciones disciplinarias.

No obstante, el fallo de la sentencia rechaza que esta medida suponga una doble sanción y concluye que “el hecho de que la empresa cuando compruebe que los trabajadores sancione, bien con amonestaciones, bien con suspensiones de empleo y sueldo, bien con despidos, las ausencias y retrasos de los trabajadores, a la vez que detrae de sus salarios los que se hubieran devengado de haber existido una efectiva prestación de servicios, no supone una doble sanción, por cuanto que la detracción de salarios obedece al lógico desarrollo dinámico de un contrato de naturaleza bilateral y sinalagmática como es el de trabajo como arriba se ha expuesto sin que implique el ejercicio de potestad disciplinaria alguna, mientras que las sanciones arriba mencionadas obedecen al legítimo ejercicio de la potestad disciplinaria previsto legal y convencionalmente.”